sábado, 3 de octubre de 2009

DESARROLLO SOSTENIBLE


Desarrollo sostenible -> se aplica al desarrollo socio-económico y fue formalizado por primera vez en el Informe Brundtland (1987), gracias a los trabajos de la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, creada en Asamblea de las Naciones Unidas en 1983. Dicha definición se asumiría en el Principio 3.º de la Declaración de Río (1992):

Satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades.

Meet the needs of the present generation without compromising the ability of future generations to meet their own needs.

El desarrollo sostenible se basa en cuatro pilares −económico, social, medioambiental y gobernanza mundial-. Las consecuencias económicas, sociales y medioambientales de todas las políticas deben examinarse de forma coordinada y tenerse en cuenta en el momento de su elaboración y adopción. La UE debe asumir asimismo sus responsabilidades internacionales en materia de desarrollo sostenible: éste debe promoverse fuera de la UE, incluidos los aspectos relativos a la democracia, la paz, la seguridad y la libertad.

La Unión Europea establece una estrategia a largo plazo que combina las políticas para el desarrollo sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y social, con el fin de mejorar de forma sostenible el bienestar y las condiciones de vida de las generaciones presentes y futuras.

El objetivo de esta estrategia complementaria de la Estrategia de Lisboa debe servir para influir en el comportamiento del conjunto de la sociedad. Se basa en medidas sobre los principales desafíos identificados, así como en medidas transversales, financiación adecuada, la participación de todas las partes interesadas y una aplicación y seguimiento eficaces de las políticas.

Los principios básicos de la estrategia son los siguientes:

•promoción y protección de los derechos fundamentales;

•solidaridad intra e intergeneracional;

•garantía de una sociedad abierta y democrática;

•participación de los ciudadanos, empresas e interlocutores sociales;

•coherencia e integración de las políticas;

•explotación de los mejores conocimientos disponibles;

•principios de precaución y de «quien contamina, paga».






No hay comentarios:

Publicar un comentario