jueves, 10 de marzo de 2016

¿Pop-up store de oxígeno?

La reciente conexión en directo de un medio español con una periodista que tiene asignada la corresponsalía de Asia-Pacífico, incluyó un contexto de humo flotante en una ciudad asiática. La nube tóxica rodeó a la profesional, mientras informaba sobre la contaminación ambiental, uno de lo problemas que asola con mayor intensidad a los países emergentes.

Contaminación ambiental en China

En la capital china de Beijing, el multimillonario y filántropo Chen Guangbiao, regaló hace más de un par de años botes con oxígeno a sus habitantes. Esta iniciativa, con el paso del tiempo, ha desembocado en el descubrimiento de un nuevo nicho de mercado: la venta de aire limpio. ¿Os imagináis pop-up stores con botes de oxígeno a la venta? Parece una broma, pero no lo es. El precio de cada lata es de unos cinco yuanes.

Lata de oxígeno

En el ranking de países contaminadores, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), India le ha arrebatado en los últimos años el primer puesto a China en términos de polución ambiental, país con el que comparte la mayor tasa de afectados por este motivo, con un saldo cercano a un millón de ciudadanos fallecidos anualmente en cada uno de los países. Esto es debido, fundamentalmente, a la quema de carbón al aire libre, y al tráfico denso que atraviesa las ciudades.

Contaminación del aire en India

Y tiene poca gracia, debido a que en términos de salud, los pulmones no son los únicos que sufren las consecuencias. La contaminación del aire provoca obesidad. Así lo afirma un estudio publicado en la revista"The Journal of the Federation of American Societies for Experimental Biology", en el que los sujetos estudiados se dividieron en dos grupos. Las cobayas que respiraron aire altamente contaminado de Bejing durante un período comprendido entre tres y ocho semanas, aumentaron de peso significativamente en comparación con las integrantes del grupo de control.


Fumaradas

El aire limpio en las ciudades es muy importante. El lanzamiento de una campaña de comunicación y marketing denominada 'Hairy Nose' pretende concienciar sobre este problema. En definitiva, es necesario aplicar medidas económicas y legislativas para evitar que se convierta en un negocio lucrativo, con la venta de latas, purificadores o botellas de oxígeno. El oxígeno atmosférico es un "préstamo"gratuito, por lo que nos corresponde a nosotr@s cuidarlo para legar una herencia limpia a nuestras generaciones futuras.

Vídeo de la campaña 'Hairy Nose'


Imagen de la campaña 'Hairy Nose'

No hay comentarios:

Publicar un comentario